martes, 25 de noviembre de 2014

El último grito

martes, 25 de noviembre de 2014
It started getting so loud that we had to scream to each other "I love you, I love you"
Incrédulos, habían corrido desde la playa para alcanzar el hotel y ponerse a salvo. Una carrera agónica y eterna. Pero pronto se dieron cuenta de que la furia sibilina del agua también devastaba, inexorable, el lobby del hotel. Continuaron avanzando, aterrados y con el agua trepando por sus cuerpos, intentando alcanzar las escaleras. Cada vez con más dificultad, golpeados una vez tras otra por sillas, puertas, cristales y todo de cuanto el océano se había apropiado en apenas unos minutos.

El ruido comenzó a ser ensordecedor: la devastación del agua se mezclaba con los gritos de pánico de las personas. Ellos apenas podían dirigir sus pasos, embullidos ya por un río de destrucción que les tambaleaba y sumergía a su antojo. Sus manos se separaron y apenas lograban mantener el contacto visual unos segundos entre vaivén y vaivén.

Entonces, invadidos por el pánico y la angustia, con cada uno de sus músculos cargados de miedo, comenzaron a gritarse el uno al otro "te quiero, te quiero". Un grito áspero y desgarrado que apenas llegaba ya a ser lo único que los mantenía unidos. Justo en ese momento, cuando creyeron que todo acababa y que su vida iba a ser engullida. Precisamente ahí, cuando tuvieron la certeza de que no existiría otra oportunidad para decirse cuánto se querían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evocador © 2014