martes, 1 de diciembre de 2015

Ensalada de kale y calabaza

martes, 1 de diciembre de 2015
Lo bueno de comprar la verdura de la Dehesa El Milagro es, primero, que últimamente estoy descubriendo gran cantidad de verduras y hortalizas nuevas (o al menos que nunca había cocinado) y segundo, que he recuperado el placer de comer una buena ensalada con verduras crujientes y sabrosas, sin necesidad de cubrir la lechuga de bolsa con algo que diera un poco de sabor (queso, picatostes, pasas).


En esta ocasión las nuevas incorporaciones han sido el kale y la calabaza. El primero, el kale, es lo que toda la vida se ha conocido como col rizada. Últimamente está muy de moda (y lo que viene) por la gran cantidad de propiedades naturales que tiene y, hasta cierto punto, lo versátil que es. Respecto a la calabaza, si bien sí que la había comido antes, nunca la había cocinado más allá de cocida para hacerla en una crema, así que me apetecía probar a ver qué tal asándola. El resultado fué más que aceptable: la ensalada queda muy rica, y la calabaza le da un punto de dulzor justo.

Estos son los ingredientes: lentejas (de bote), kale, pepino, pimiento verde, tomate, calabaza, limón, vinagre, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. En cuanto a la elaboración: quita el tallo central del kale, corta las hojas muy finas y agrégales un poco de aceite, limón y vinagre en un bol aparte para que el kale se venza. Corta la calabaza en dados de 1 centímetro aproximadamente y mételos al horno con un poco de aceite y sal hasta que se empiecen a dorar. Para empezar a montar la ensalada, simplemente coloca las lentejas en el fondo (previamente lavadas), añade el pepino y el pimiento verde picados muy finos, pon el kale alrededor y encima de este unos tacos de tomate (pelado) y la calabaza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evocador © 2014